lunes, 16 de agosto de 2010

Estructura del ojo humano


Humor vítreo: es un líquido gelatinoso y transparente que rellena el espacio entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino, Está compuesto en un 99 % por agua, el resto consiste en pequeñas cantidades de cloro, sodio, glucosa, potasio, colágeno, ácido hialurónico y proteínas.

Humor acuoso: es un líquido transparente que tiene la consistencia de la clara de un huevo y sirve para nutrir y oxigenar las estructuras del globo ocular que no tienen aporte sanguíneo como la córnea y el cristalino. Está compuesto en un 98% por agua, en la que están disueltas diversas sustancias como proteínas, enzimas, glucosa, sodio y potasio.

Cristalino: tiene la forma de un lente biconvexo que se sitúa detrás del iris y delante del humor vítreo, este permite enfocar objetos de distancias diferentes.

Córnea: se localiza en la parte delantera del ojo y permita así el paso de la luz protegiendo de este modo al iris y al cristalino. Presenta el 2/3 del enfoque total del ojo.

Esclerótica: corresponde a la parte blanca del ojo, una membrana color blanco, grueso, resistente y rico en fibras de colágeno. Forma parte de la capa más externa del globo ocular.

Coroides: su función es mantener la temperatura constante y nutrir a algunas estructuras del globo ocular.

Iris: permite a la pupila dilatarse o contraerse de acuerdo a la intensidad que posea la fuente luminosa. Esta función tiene como objetivo regular la cantidad de luz que llega a la retina.

Pupila: Se trata de una abertura dilatable y contráctil, aparentemente de color negro que tiene la función de regular la cantidad de iluminación que le llega a la retina, en la parte posterior del ojo.

Nervio óptico: El Nervio óptico es un nervio craneal y sensitivo, encargado de transmitir la información visual desde la retina hasta el cerebro.

Retina: es un tejido sensible a la luz situado en la superficie interior del ojo. Es similar a una tela donde se proyectan las imágenes. Las únicas células sensibles directamente a la luz son los conos y los bastones. Los bastones funcionan principalmente en condiciones de baja luminosidad y proporcionan la visión en blanco y negro, los conos sin embargo están adaptados a las situaciones de mucha luminosidad y proporcionan la visión en color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada